III JORNADA DE AMEG
"HUMANIDAD, DIGNIDAD Y VEJEZ"

III JORNADA AMEG

La III Jornada de la Asociación Madrileña de Enfermería Gerontológica, reunió el dia 2 de Diciembre de 2004, en la Residencia de Personas Mayores Dr. González Bueno, de la Comunidad de Madrid, perteneciente al Servicio Regional de Bienestar Social; a cerca de 200 profesionales de enfermería. Bajo el título "HUMANIDAD, DIGNIDAD Y VEJEZ" se puso en marcha una jornada en la que ocho profesionales debatieron sobre temas novedosos y necesarios tanto en el cuidado del anciano como en el desarrollo del profesional de enfermería que imparte esos cuidados.

El objetivo de AMEG, se cumplió, ya que logró reunir a los profesionales de la enfermería dedicados al cuidado de ancianos y poner en debate ciertos temas que nos afectan profesionalmente, como es la carrera profesional y la especialidad en enfermería gerontológica. Además de tratar otros temas que nos permiten avanzar en los cuidados que impartimos, y mantenernos al día en el desarrollo de nuestra profesión.

Ha sido todo un logro el conseguir reunir una vez más a casi 200 profesionales de enfermería que desempeñan su trabajo con ancianos en la Comunidad de Madrid, dispuestos a desarrollar y mejorar su trabajo, teniendo en cuenta los cambios recientes a los que se enfrentan las enfermeras que trabajan con ancianos.

La Jornada fue inaugurada por el Ilmo. Sr. Gerente del Servicio Regional de Bienestar Social, D. Gonzálo Quiroga Churruca, el cual dejó claro que la dignidad y el bienestar de las personas son dos conceptos por los que merece la pena trabajar. Según refirió, el síndrome del cuidador es algo a tener en cuenta en los centros de mayores, puesto que determinadas funciones con este tipo de usuarios están afectadas por los esfuerzos emocionales de los trabajadores, pero estos problemas no deberían afectar al usuario.

Una de las mesas que más interesó fue la de la Enfermería Gerontológica: La Especialidad; en la que primero D. Javier Soldevilla Ágreda, aclaró el complejo tema de nuestra especialidad, caminos, gestiones,...

Según Javier, con respecto al nombre atribuido en el Real Decreto sobre especialidades de enfermería, "Enfermería Geriátrica y Sociosanitaria", afirmó que siempre se ha buscado el uso de "Enfermería Gerontológica", algo que amplía en cierto modo el concepto anterior. Ya que no sólamente lo entiende para el anciano enfermo, sino también para el sano.

Los enfermeros especialistas en gerontología ejercerán en los tres niveles asistenciales: en residencias de ancianos, como coordinador de los cuidados; en las unidades hospitalarias, bien en la atención a procesos agudos o bien como equipo de valoración; y dentro de la atención primaria, como asesores de los miembros de sus equipos base.

Asimismo, defendió que la atención a los mayores, repartida entre enfermeros, gerocultores y auxiliares de enfermería debería estar coordinada por un especialista: el enfermero gerontológico, que sabe del tipo de persona con el que se encuentra y el tipo de cuidado que necesita, por tanto es algo que debería recoger cuanto antes la legislación.

Terminó citando a D. Greogorio Marañón cuando apuntó que el enfermero gerontológico es "...especialista de toda la vida, por que suma de toda la vida es la vejez".

En segundo lugar D. Manuel Gil Vallejo nos puso al día con información reciente sobre todos los aspectos legales que rodean a la especialidad, normativas, decretos, incompatibilidades... No cabe duda de que fue una mesa que hablaba de futuro...

A media mañana se pasó a la parte práctica, parte indiscutible y súmamente necesaria en el desarrollo de nuestra profesión, debido al amplio mercado que ha aparecido en torno al cuidado de las úlceras y heridas crónicas. En este aspecto fue magistral la exposición de los dos ponentes sobre Úlceras vasculares, tanto D. Antonio Peñafiel Olivar, que hizo un recordatorio de la fisiopatología de las úlceras vasculares. Reseñó que entre un 60 y 70% de las úlceras de pierna son de origen venoso. Dentro de éste grupo en la actualidad la mayor parte de estas heridas están sin diagnosticar tanto por desconocimiento del profesional, como del paciente, lo que al final degenera en un problema mayor. Desde el punto de vista clínico resulta útil conocer las alteraciones fisiopatológicas que conducen a la aparición de una lesión vascular, con el fin de hacer un diagnóstico diferencial que facilitará la elección del tratamiento correcto.

Dª Mª Teresa Rodríguez Díaz trató de aclarar la mejor intervención para este tipo de úlceras. Comenzó haciendo un recorrido por los distintos tratamientos que hasta ahora se han usado para la curación de éstas lesiones. Resaltó la necesidad, de que para una buena evolución, tiene tanta importancia el preparar correctamente el lecho de la herida como prestar atención al estado nutricional y la situación psicosocial del paciente. Estableció las técnicas correctas para el cuidado de este tipo de lesiones (limpieza, eliminación de tejido necrótico, absorción del exudado...). Terminó, con una demostración de cómo aplicar un correcto vendaje compresivo en úlceras venosas.

Con la canción de los Beatles "When I´m sixty four" y basándose en ella, D. Javier del Saz Orozco, Terapeuta Ocupacional, nos hizo pensar en los principales miedos o fantasmas que aparecen en el envejecimiento, en cómo es sentido por los ancianos, lo que conlleva envejecer, en resumen a lo que todos tarde o temprano debemos de enfrentarnos. Nos recordó que desde el lema "vivir el presente, la humildad como objetivo", título de su ponencia, se pueden afrontar los temores anteriormente mencionados.

En esta misma mesa: "Envejecimiento Saludable", participó Dª Carmen Berenguer Bort, la cúal, se centró en la correlatividad dieta-longevidad. Trató de cómo podemos a través de una alimentación equilibrada y por medio de los antioxidantes presentes en los alimentos, luchar contra los radicales libres, que favorecen el envejecimiento. Enumeró algunas sustancias nutritivas, vitaminas, minerales, oligoelementos, así como compuestos fitoquímicos, necesarios para envejecer con salud. Hizo hincaié en que la alimentación debe ir unida a la práctica de ejercicio físico e intelectual para lograr el envejecimiento saludable. Concluyó su ponencia recordando varias frases: "Somos lo que comemos"; "El anciano es la historia de su patrón dietético" y un provervio chino: "El padre de la enfermedad puede ser cualquiera, la madre siempre es la dieta".

Para concluir esta mesa, contamos con la aportación de la Fisioterapeuta Dª Rocío Carrasco Díaz, que disertó sobre el concepto de envejecimiento digo y saludable. Apuntó que la terapia física es necesaria para el cuidado del mayor, a través de la ejecución de programas preventivos y rehabilitadores por y para la salud del anciano. Abogó por promover una "filosofía de la movilidad".

Para cerrar la jornada, contamos con la prestigiosa presencia de D. Eduardo Rodríguez Rovira, presidente de CEOMA (Confederación Española de Organizaciones de Mayores). Bajo el título "Atención a la Dependencia", D. Eduardo desarrolló las acciones precisas, para definir los conceptos que deberían estar incluidos y regulados en las bases para una "Ley Estatal de Protección Social a las Personas con Dependencia". Analizó la legislación actual existente al respecto, así como, la valoración de los costes de atención, la financiación de la protección y la necesidad de realizar un catálogo de prestaciones y servicios.

Al final del encuentro , quedó reflejado en el interés de los participantes, la necesidad de aunar criterios de actuación en el cuidado del anciano institucionalizado. Se mostró la gran preocupación de los asistentes por nuestro futuro profesional. La opinión unánime de que la enfermería gerontológica necesita de una especialidad cuanto antes, fue una de las máximas que rodearon al encuentro.